Ricardo Monreal Avila*


 

VIA CRUCIS MEXICO 2015

En esta semana santa, el vía crucis de las y los mexicanos está representado en 15 estaciones.

Primera estación: La caída de los petroprecios. La pérdida del 45% del precio del barril de petróleo en sólo un semestre, obligó a la cancelación de obras y proyectos de infraestructura. Algunos de manera definitiva, otros sin fecha de reinicio. Esta atonía presupuestal se prolongará por tres años mínimo.

Segunda estación (cargando la cruz): La devaluación. En sólo una semanas nuestra moneda se depreció un 22%. La cruz de las devaluaciones volvió a las espaldas de las empresas y las familias mexicanas. Si bien el sector exportador gana, el consumo interno se vuelve a deprimir.

Tercera estación (primera caída): El PIB se revisa a la baja, como es lo usual en los pronósticos económicos de esta administración. De 3.9% a 2.1%, con la amenaza de que si no reacciona el mercado norteamericano y el interno, la estimación se iría más abajo, al promedio mediocre de los dos primeros años: 1.9%.

Cuarta estación (el consuelo): La Inflación. Los precios de la canasta básica han subido de forma considerable, sin embargo, no está rebasada la meta de inflación anual, asegura el Banco de México. Sin embargo, este consuelo está sostenido por pinzas. La subida en las tasas de interés en Estados Unidos y una devaluación pertinaz durante el segundo semestre pondrían en ruta de disparo a la inflación.

Quinta estación (la ayuda): Las calificadoras internacionales sostienen el grado de inversión a México. De los países exportadores de petróleo, es el menos dañado. Sin embargo, el servicio de la deuda y el crecimiento de las pensiones empieza a gravitar en las finanzas públicas, mientras que los ingresos deprimidos de los trabajadores y empleados impide la reactivación del consumo interno.

Sexta estación (el lienzo): Ayotzinapa es el lienzo donde quedó marcado de manera indeleble el rostro sangrante y dolido del México actual. “Fue el Estado”, es la firma que quedó estampada en una esquina. Cada día 26 de mes, el lienzo es expuesto nacional e internacionalmente como la asignatura pendiente de un sistema de procuración de justicia agotado y rebasado.

Séptima estación (segunda caída): Las desapariciones forzadas. Es la “marca de la casa” señala la ONU. Práctica generalizada, sistemática y recurrente que ubica al país como uno de los campeones mundiales en materia de violación de derechos humanos, junto a Afganistán, Somalia y Uganda. Es la africanización de los derechos humanos en el país. Buena parte de esta marca se le debe a la masacre en Tlatlaya, es decir, a las fuerzas armadas.

Octava estación (las mujeres): No obstante que este año habrá candidaturas ocupadas por mujeres como nunca antes, persiste la desigualdad y la degradación en otras áreas de la vida económica femenina. Por ejemplo, la desigualdad salarial, la violencia en el hogar, los feminicidios y el acoso sexual y laboral.

Novena estación (tercera caída): Presupuesto base cero. El anuncio del rediseño presupuestal es un mega recorte disfrazado de eficiencia administrativa. Sólo que el 75% del mismo está comprometido o es irreductible. ¿Se dejará de pagar el servicio de la deuda pública? ¿Se recortará el salario para maestros y médicos del sector público?¿Habrá menos plazas de soldados y policías? ¿Las universidades públicas serán recortadas? Se verá cuales son las verdaderas prioridades del gobierno.

Décima estación (el despojo): La privatización del agua. A la privatización del
petróleo sigue de manera inevitable la privatización del agua. La extracción del gas y petróleo shale requiere de millones de litros de agua por pozo, lo que no se puede garantizar con la infraestructura existente. Por ello se privatizará también el agua. Es lo que pretende hacerse con la nueva Ley Federal de Aguas, que representa un auténtico despojo para comunidades y pueblos enteros.

Undécima estación (la crucifixión): La reforma fiscal. Nunca como antes el fisco (SAT) ha logrado recaudaciones record. Esto demuestra que es falso que el gobierno no sepa cobrar impuestos. Lo malo es que lo está haciendo cuando el ciclo económico del país está a la baja, al igual que el consumo interno y la confianza del consumidor. Los más afectados son la clase media, las fronteras y las pequeñas y medianas empresas, que en esta semana santa están viviendo una auténtica crucifixión fiscal.

Duodécima estación (muerte en la cruz): Presupuesto base cero. Entre los recortes de 2014 y 2015, el gobierno dejará de gastar un cuarto de billón de pesos, o un punto y medio del PIB. Para un gobierno que apostó al “déficit cero” y al programa de infraestructura más ambicioso del último cuarto de siglo, representa morir en la cruz. No podrá romper la tasa de crecimiento económico inercial de 2% anual.

Décimatercera estación (la entrega): Aprobación por el suelo. El gobierno vive una de las mayores desaprobaciones de los últimos 25 años. Sólo el primer año de Zedillo, con la megadevaluación de 1995, lo supera. Esto no parece incomodar al presidente, quien afirma “no trabajo para colgarme medallitas”. Después de todo, hay presidencias latinoamericanos como la de Brasil, o europeas, como la de España, que están todavía más reprobados que el nuestro.

Décimacuarta estación (el sepulcro): Desdén por las elecciones. El malestar y la desconfianza hacia los partidos podría redundar en una baja participación ciudadana en las próximas elecciones intermedias. Además del clamor ciudadano “que se vayan todos”, en Guerrero y Oaxaca los maestros disidentes están movilizados para impedir las elecciones. Dicen que todos los candidatos están tocados por el crimen y la corrupción. Una baja participación electoral volvería más endeble la legitimidad del sistema político actual.

Décimaquinta estación (la resurrección): Las elecciones intermedias. Con un gobierno arrinconado económicamente y una partidocracia cuestionada por un sector amplio de la ciudadanía, las nuevas expresiones políticas tienen una ventana de oportunidad para crecer y mostrar que son diferentes, que no son lo mismo que conocemos. El sistema de partidos mostrará un rostro diferente al actual. Después de la elección del 7 de junio se sabrá si es una resurrección o sólo un viacrucis político más


ricardo_monreal_avila@yahoo.com.mx
Twitter: @ricardomonreala
*Diputado Federal

Regresar